DÍAS DE SOL :: making of

Captura de pantalla 2017-03-06 a les 19.25.11Captura de pantalla 2017-03-06 a les 19.25.30

Sinopsis:

Es la historia del cartero del pueblo de Recuerdo, un hombre viudo y solitario que transita por los paisajes de su pueblo haciendo entregas a la gente. La cuesta de San Blás, Avenida Abril, río Momento son algunos de los lugares por donde el cartero transita para contemplar la vida. Días de sol es una historia que pretende dibujar la ilusión de la nostalgia, los días que se escurren entre las manos de sus personajes son evidencia de cómo se consume el tiempo en este lugar rodeado de montañas.

Motivación:

¿Qué esperamos? ¿A la muerte?, ¿A qué el tiempo pase? Yo espero dejar de esperar y poder soportar la calma.

¿Qué forma tiene la espera y cómo esta alimenta el alma de una persona? Esperar puede ser el acto de fé más fructífero, dañino y frágil pues la espera se alimenta de la ilusión.

La esperanza alimenta el alma y la transforma, esperar, saber que te esperan y que sepan que esperas vuelve a la persona más deseosa de vivir esperando el momento, sin embargo hay ciertas ocasiones que la esperanza cambia de papel con la fragilidad y esta arremete con sucesos que nunca estuvieron previstos, la esperanza se vuelve tan delicada a medida es añorada pues la amenaza de la fragilidad permanece invisible.

Captura de pantalla 2017-03-06 a les 20.08.59Captura de pantalla 2017-03-06 a les 20.12.10Captura de pantalla 2017-03-06 a les 20.15.59

Días de Sol es una novela gráfica que empezó a escribirse en diciembre de 2014, su guión participó en clínicas de storytelling en Buenos Aires en 2015 donde se consolidó y pudo conseguir una beca de residencia artística en la Escuela de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda de la Ciudad de México en 2016 donde se produjeron sus ilustraciones.

La novela está dividida en cuatro instancias que llevan un paralelismo con las cuatro estaciones climáticas y los cuatro momentos que tiene cada día. Su estructura argumental no presenta ningún conflicto, porque se considera que todas las historias escritas en tres actos (inicio, nudo, desenlace) llevan encapsuladas en sí algo de violencia, esto no desmerece que muchas de las mejores historias hayan sido contadas utilizando dicha estructura, sin embargo por una visión personal del autor se considera oportuno pensar una estructura narrativa que no tenga la violencia de la imposición de una postura ante otra como solución al conflicto. Días de Sol apuesta a contar la realidad de sus personajes en armonización y coexistencia entre sí, utilizando la estructura narrativa japonesa de introducción desarrollo, giro y armonización.[1]

Días de Sol es la historia de un cartero viudo, en pueblo de –Recuerdo- donde decidió mudarse con su esposa Emma hace varios años, pensando en la tranquilidad que –Recuerdo- les iba a asegurar para su vejez. Un miércoles cualquiera mientras Tomás está cumpliendo su ruta de reparto y se da cuenta de que las oficinas del correo traspapelaron una carta que debío ser entregada a su esposa años antes de que muera, inquietado por la curiosidad el cartero abre el sobre y se encuentra con una carta que él mismo había escrito hace 17 años, cumpliendo un pacto que los dos habían hecho. Después de leer esa carta Tomás se enfrenta a todos los fantasmas de las promesas, del tiempo, de su esposa, de sus hijas, su pasado se vino encima al revivirlo, pero al terminar de leerse, todo murió por segunda vez.

Inmerso en el automatismo de su rutina, Tomás decide buscar desesperadamente consuelo en sus hijas, sin embargo su relación con ellas no es estable, entonces vuelve a perder algo en su vida. Resignado al abandono el cartero se entrega al tiempo rutinario del trabajo. El pasar de los días provoca que Tomás se mimetice con el entorno. Un jueves cualquiera el cartero camina hacia el río –Momento- entra en diálogo con el exterior, desde esa conversación todos los días dejaron de ser cualquiera y Tomás empezó a entregar especial atención a cada detalle de su mundo exterior, así conoció a Lino y volvió a frecuentar con Mérida, Eliana, Sebastián y Paolo; amigos entrañables a quienes se entrega ciegamente y de quienes aprende. Tomás decide despojarse de sus fantasmas y emprende un viaje espiritual por cada lugar que transita, transforma su casa, entrega partes de sí como si fuera un rompecabezas a la gente que tiene cerca; otro miércoles cualquiera sus amigos empiezan a abandonar el pueblo de Recuerdo y otra vez el cartero se ve solo, sin embargo en esta parte del ciclo Tomás había aprendido a construir la simultaneidad, entonces puede ver que está conformado, como un rompecabezas, por partes de sus amigos, sus hijas, su esposa, su pasado. Los días avanzan y su vida también, continua siendo el cartero de Recuerdo pero con un corazón más liviano y sin miedo a entregarse ni a desprenderse.

[1] Kishotenketsu.

Captura de pantalla 2017-03-06 a les 20.16.23

Acerca del texto: Martín Torres (corrector de estilo)

El texto de Villafuerte es todo lo que promete, en realidad. Su título explica precisamente el tono que la historia es. Por supuesto, es un reflejo de lo que el autor intenta y consigue: entregar y entregarse.

El narrador, una carta, es una potente herramienta para perderse en la difusa línea entre la omnisciencia y la imaginación. Ha decidido llevarnos a través de la mente, el corazón y los sueños de un hombre que, poco a poco, redescubre lo que lo une a todos los seres humanos.

El tiempo, un aliado definitivo para el autor, se mueve en un flujo misterioso. Los días transcurren como si fueran los espectadores de varias historias al mismo tiempo, lo cual permite que conozcamos de mejor manera a varios personajes, de forma simultánea.

Días de sol, sin duda, es una historia cálida, rica en imágenes poéticas y con la inmensidad de lo cotidiano a su favor.

Captura de pantalla 2017-03-06 a les 20.16.45Captura de pantalla 2017-03-06 a les 20.17.35

Acerca de las imágenes: Rubén Andrade (curador de contenidos)

La novela constituye un catálogo de emociones del autor y los personajes, retratando cada paisaje externo como uno interno. Las Ilustraciones están desarrolladas con diferentes materiales respetando diferentes tiempos de secados. Las ilustraciones son lúdicas y orgánicas, exploran el material hasta los límites y guardan una paleta cromática cálida y neutra. Las composiciones exploran el espacio e invitan a que el vacío del papel también cobre cierta relevancia.

Texto e ilustración no redundan en información por el contrario se complementan y potencian la narración de la historia, allí radica el porque Días de Sol es una novela gráfica y no otro producto literario. No se debe decir que el pasado ilumina el presente o que el presente ilumina el pasado. Una imagen, al contrario, es el lugar donde el ANTAÑO se encuentra con el AHORA en un destello que forma una constelación.

Captura de pantalla 2017-03-06 a les 20.17.53Captura de pantalla 2017-03-06 a les 20.18.19

Días de Sol materializa una metamorfosis de emociones a través de Tomás. Su búsqueda no tiene una meta concreta y por tanto no tiene fin puntal, nace de la ansiedad natural por sentirse completo. Días de sol transcurre en un escenario lleno de distancias temporales y espaciales que ubican al lector en un laberinto de fechas y calendarios que no son otra cosa que una memoria terca que no ha dejado de recordar y querer a fuerzas hacer presente a su pasado sin ver toda la vida que se esta escapando en cada intento frustrado por volver.

Autor integral: Miguel Alonso Villafuerte.

Productora ejecutiva: Amadita Villafuerte.

Curadores de contenidos: Juan Gonzalez de León y Rubén Andrade Fernandez.

Corrector de estilo: Martín Nicolás Torres.

Versos de Santiago Nahuel Klein en la página 57.

Prólogos de: Florencia Acher y Martha Granados

Impreso en: Talleres gráficos Espín en febrero de 2017

– 366 ejemplares

– 24 cm x 13 cm (cerrado) 48 cm x 15 cm (abierto)

– Portada dura, full color con baño UV

– 92 páginas en papel bond 120gr, full color

venta

PARA COMPRAR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s