EL TÍTULO NO TE HACE: CONSEJOS PRÁCTICOS, ÚTILES Y FILOSÓFICOS PARA HACER UNA TESIS. POR: EL LICENCIADISIMO MIGUEL ALONSO VILLAFUERTE.

 

– Con tu tema, NO INTENTES CAMBIAR EL MUNDO, para eso tienes toda la vida, la idea es graduarse rápido para empezar a desaprender todo lo que te enseñaron en un sistema educativa que nada tiene que ver con la vida laboral. Es decir, hacer la tesis rápido y luego vendrá una libertad en la que harás lo que en verdad importa!

– Cada ciclo del estudio tiene su proceso:

Cuando estas aún en clases antes de egresar ves la tesis como una tormenta, tranquilo, tranquila, es más fácil de lo que parece solo toma tiempo ordenar las ideas, y no las de la tesis, las tuyas.

Cuando egresas indudablemente te descuidas de la tesis y con justa razón, porque es una mierda, con mayúsculas, UNA MIERDA sin embargo no hacerla sería un suicidio, si estás en esa etapa recapacita por favor.

Cuando estás trabajando ni si quiera te acuerdas que estás haciendo la tesis, porque confirmas que eso no sirve de nada, debido a que la educación que recibiste es interestelarmente diferente a la realidad laboral de nuestro país, si estás en está etapa por favor, sigue trabajando pero vuelve a la tesis antes de que tengas 24 años.

Y finalmente cuando ya te diste cuenta que no te queda otro camino, renuncia a tu trabajo y consigue una almohadita muy cómoda, y a leer y escribir, seguramente fumarás más o empezarás a fumar, eso creo que es normal.

– Si te rompen las pelotas o los ovarios con ¿y qué tal va la tesis? Utiliza tus buenos modales y con guante blanco manda a la mierda, no necesitamos más presión.

– La tesis es más fácil de lo que parece, después de todo y principalmente de mucho tiempo puedo decir eso, se muy ordenado en lo que escribes recuerda que es un documento académico y no una canción de calle 13, rimar no es buena idea.

– El orden de la escritura es importante pero principalmente la motivación, al terminar la carrera te frustra tanto todo que no quieres saber nada de lo que estudiaste porque te diste cuenta que no va por ahí, entonces el tiempo de tesis es tiempo para volverse loco torturándose sobre que hacer después.

– NUNCA, pero NUNCA JAMÁS pidas en el trabajo un día libre para hacer la tesis, mala idea para el trabajo porque te seguirán sin tomar en cuenta para las cosas que en serio valen la pena y porque ese día NUNCA JAMÁS harás la tesis.

– Después de toda la odisea que has vivido o estás viviendo, ¿te gusta lo que haces,? Podría preguntar: ¿amas lo que haces? Si es así te envidio mares! Y te felicito, avanti! Pero si no es asi… pues comparto la frustración y lo que queda en esos casos es desprenderse rápido de lo que nos impide hacer lo que en serio amamos hacer (es decir que lo que nos queda es acabar rápido la tesis)

– Presiona a tu director de tesis, con guante blanco, mails, llamadas por teléfono y háganse amigos, se necesitan.

– Estoy de acuerdo en que las secretarias de cualquier facultad del mundo son gordas, feas, amargadas, etc, pero no olvides que ellas agilitan tus trámites, si llegas con una sonrisa te puede ir mejor.

– El punto anterior aplica para el lugar en el que vas a hacer tu tesis, sea restaurante, hospital, aeropuerto, municipio, etc.

– El día de la expo pública de tu tesis no digas que tu universidad es una mierda.

– Un título no dice quien eres bla bla bla y todo eso, pero un título si te enviará a seguir aprendiendo, es como aprender un idioma, una frontera menos.

– Apostaría que si un día te amarras bien los huevos o los ovarios y decides hacerlo, en máximo tres semanas o un mes eso estará terminado, insisto, no es difícil ni largo, es orden y atención en cada detalle.

– Si te interesa seguir estudiando no lo hagas inmediatamente después de la tesis, espera unos años, trabaja, conoce gente, viaja, y después vendrá lo demás. Este consejo i es muy personal de pronto no aplica en todos los casos.

– Este tampoco aplica para todos, pero es muy irónico ver como la gente se siente orgullosa de ti por algo que nunca quisieron que hagas: estudiar tal carrera. (Muy en el fondo no están orgullosos)

– Si te interesa seguir estudiando, aplica para becas y aprende idiomas.

– No subas al fb tus fotos con el título, ni esas patrañas, ambos sabemos que graduarte es lo mínimo que debes hacer, ¿dónde está el mérito? De hecho ahora que ya somos alguien en la vida y tenemos un título jajajaa… estamos oficialmente en la “carrera de las ratas” habrá que conseguir esposa o esposo, auto, casa, hijos, trabajo estable, y vacación de dos semanas al año, todo para mantener lo que no quieres tener o no necesitas, el panorama está muy dramático no debe ser tan malo, te contaré como me va.

Yo no sé de que te graduarás pero yo estudié comunicación visual y diseño gráfico, si de pronto lo vida nos encuentra en algún proyecto! Será un gusto conocerte, estoy a un click de distancia.

Suerte en tu tesis! Y a propósito, ¿cómo va, ya la acabas?

 

Anuncios

Un comentario en “EL TÍTULO NO TE HACE: CONSEJOS PRÁCTICOS, ÚTILES Y FILOSÓFICOS PARA HACER UNA TESIS. POR: EL LICENCIADISIMO MIGUEL ALONSO VILLAFUERTE.

  1. La tesis, eterna enemiga de los egresados!

    Quiero dejar mi perspectiva de este tema, me parece super interesante lo que expones, concuerdo con mucho y me hizo reír al recordar esa etapa.

    Será también que es una odisea, por que en el momento exacto en que la última nota de la última materia a sido escrita, te das cuenta de que no estas listo(a), nunca lo estuviste realmente, entonces empieza la frustración, no quieres trabajar y peor empezar una TESIS (no sabes ni como llegaste hasta ese punto sintiéndote tan ignorante).
    Sin embargo, un día te sientas frente al computador muy confiado(a) por cierto, abres Word, Adobe completo (en nuestro caso particular), demás programas de marcas bonitas, y te das cuenta que no sabes un carajo sobre normas de Pepito, APA y Juanito sobre escritura y redacción académica, acto seguido dentro de ti ya se esta formando un odio impresionante repartido para cada profesor que se cruzó contigo sin advertirte sobre aquello.

    Pasan los días y los ánimos de los mas cercanos no se hacen esperar, “Empieza mijito(a), tú puedes”, “No puede ser tan difícil”, “Pregunte a su director, él le ayudará”, etc., mismos ánimos que pasado el primer año, se vuelven reproches, angustias y tristezas, “Ya termina rápido eso”, “Por dejado(a), no acabas rápido, tus compañeros ya se han de ver graduado y tú?”.

    Pronto tu director ve llegar a su puerta aquel muchacho(a), que salió lleno de esperanzas y sueños, con una sonrisa y con cara de niño(a) grande!, ahora llega ojeroso, cansado, agotado, con mil hojas en las manos, rogando por más conocimiento, en fin, por AYUDA!, se compadece y empieza con el regaño por el tiempo, luego empieza a dictar nombres de libros(revisas 5 de 20), y te dice ya te aprobaron el tema?, y todo empieza de nuevo.

    Al pasar el sufrimiento y haber entendido las normas Juanito de redacción y citas, te sientes en la gloria, pasa el tiempo y cuando miras la esquina del Word y tienes 100 páginas, descansas como 2 semanas, pero no!, cuando envías a revisión, te responde el correo con:

    Querido ignorante(así lo lees),
    Esta todo mal, no sabes redactar, no sabes hacer hipótesis, NO SE COMO EGRESASTE, no sabes sacar ideas, todo esta mal sustentado, tienes 1 millón de faltas ortográficas, mal, mal, mal! repite las 100 páginas, SOLO SIRVE LA CARATULA y el logo que te bajaste de la U, esta bonito!.

    Att. Tu decepcionado director.

    Para no hacer el cuento largo, a mí me tomó 2 años, las personas con las que trabajé para mi tesis no me ayudaron los últimos 6 meses, malas personas!, tuve suerte con el director, me regañaba pero si me ayudó y mucho, y puedo decir que valió la pena, aprender normas Juanito, frustrarme, volver a empezar las 100 páginas, y que todo estuviera mal de nuevo, llorar y no querer más, como una nena berrinchuda!, ja.
    Valió la pena, por que al final, como tu dices es lo menos que podemos hacer, en mi caso, valió la pena ver a mis padres sentados en primera fila en mi defensa pública, mandándome fuerzas y mirando con desdén a todo el que me atacaba con preguntas, valió la pena que mis sobrinas me acompañaran ese día, por que se sintieron dichosas y me hicieron sentir su heroína.
    Es cierto y estoy de acuerdo también en que el titulo no te hace mejor persona, pero si te abre puertas y si te hace sentir orgulloso de haberlo logrado, y en esta sociedad un título te permite tener una oportunidad de trabajar, por que rayos! hay que trabajar, para tener dinero y hacer un millón de cosas!. Pero me siento agradecida por que si amo lo que estudié y trabajo en ello(la vida no es una lista, carro, casa, esposa, niño, solo son anhelos de las personas normales, cada uno tendrá su orden, su tiempo y momento de hacer todo o poco de esa lista común).
    Yo pienso que debemos dedicar esfuerzos a ser felices, y ver sonreír a quienes amamos!.
    Bambi.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s