DIVIDIR, COMPARAR Y OTROS VICIOS MODERNOS

El dibujo sin colores es una abstracción, Dibujo y color no son contrarios, en el mundo todo tiene color. Paul Cezanne

El inicio de la separación fue nombrar a las cosas, le dan un nombre a los espacios del día: nos damos la hora como una convención y en todo el mundo la hora que nos damos es diferente porque no solo que se separaron las cosas sino que se separó a la propia separación. De entrada pareciera un texto de génesis o algo parecido sin embargo solo me interesa recalcar que como sociedad no es extremadamente fácil creer en cualquier convencionalismo, por eso hay países donde a mitad de año todos deciden adelantar o atrasar su reloj una hora y listo! De ahí en adelante dejaron de ser las 5pm serán las 6 asi de fácil, a fin de ahorrar energía y etc, sin embargo es lógico que si se quisiera ahorrar energía se podrían establecer otro tipo de convencionalismos más efectivos, como por ejemplo que todos quedemos en …….

Siempre será un misterio para mi el día que me tomé un remis de Coghlan fuimos por todo General Paz, llegamos a Ezeiza me subí a un avión, y al bajarme todo era otra cosa, todo nacía de nuevo y el remis se llamaba taxi y era de color rosado con blanco, los pesos se seguían llamando pesos pero tenían otro tamaño y otro color, ya no había tal General Paz, ahora se llamaba Viaducto no había subte sino metro, el che desapareció y el guey apareció de no sé donde, y apenas ayer me había juntado con una amiga para charlar y le acompañé hasta la boca de la estación Callao y me dijo “cuidáte nene”, luego el mapa en sus 12 líneas y 193 estaciones no tenía ninguna con ese nombre había Polanco, Cuatro Caminos, Zócalo, Bellas Artes, Coyoacán, nadie me entendía cuando pedía una factura todos me querían dar gorditas con cajeta y café de olla, ayer eran bizcochos con dulce de leche y café en jarrito, los rituales y los detalles no solamente que eran otros y contradictorios entre sí, sino que me dejaban en la mitad de dos mundos que no alcanzaba a entender. Celebraba cada vez que me tomaba el 76 y llegaba a casa a tiempo para cocinar la cena y tan rápido conquisté eso ya empezaba a apuntar las direcciones a donde tenía que llegar y las intuiciones se volvían a afilar.

Me encantaría decir que todos somos los mismos, me encantaría decir que no todos somos los mismos, pero lo que en realidad me encantaría es que ambas afirmaciones no se anulen entre sí. Más allá del color y tamaño de los billetes y que la línea D llegue a Congreso de Tucumán y sea la misma que la línea verde que llega a Indios Verdes, entendí que esas enormes diferencias ocurriendo tan rápido eran pruebas del origen distinto que cada lugar que pisaba tenía, y que cada diferencia que descubría, esta me descubría a mí. Los nombres empezaron a ser familiares (de nuevo) y apareció una ventaja a nuestra cualidad humana: la adaptación, esa pausa fue clave para comprender que cada uno de nosotros es/somos tiempos simultáneos cohabitando algún lugar entonces da igual subirte a un colectivo o subirte a un pesero porque lo que quieres es ir a algún lugar, (por su puesto que no da igual en el sentido literal del ejemplo) y hacer algo en ese lugar, entonces tampoco importa si te dicen che, o guey en ese lugar, por su puesto que importa el trato, hablo del esqueleto que cada acción contiene dentro de sí.

Entender esas diferencias, unirlas y armonizarlas en simultaneidad solamente alimenta la visión del mundo o al menos de alguna parte de él pero también dificulta la zona de acción después de ser testigo de realidades tan ajenas como ser compañero de trabajo de ilegales que se chingan 12 horas diarias en un restaurante tex-mex en Estados Unidos por la desesperación de la pobreza, hasta tan cercanas como tener compañeros de banca que llegaban a clases con guardaespaldas por ser hijos de políticos, me es imposible tener una postura política o ética o etc frente a la sociedad cualquiera que esta sea y por ello me dedico a conocer a la persona y hablar con ella dejando de lado (dentro de lo posible) nuestras diferencias, y la única postura que puedo sostener y defender es la del interés y defensa por la vida y sus personajes. Lo maravilloso ocurre cuando escucho que las dos realidades me dicen (en esqueleto) exactamente lo mismo, ambos quieren llegar al final del día y el paz, en plenitud de salud y unión con sus familias o amigos, para unos significa tener un rancho y prepararle la fiesta de 15 años a su hija que no ve desde hace más de 5, para otros significa ir a hacer motocross el fin de semana con sus amigos, pero la ejecución de diferencias se las dejo a cada uno mientras que el mío es verlos, escucharlos, conocerlos a veces dibujarlos o fotografiarlos y poder contar todo lo que me ponen a reflexionar con el simple hecho de conocerlos, ese es mi único argumento explicable mediante palabras para sostener que las diferencias y las divisiones (de esqueleto, que son las que en verdad cuentan) no existen.

Bar_la poesía_bolívar y chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s